CREMA DE CALABAZA AL HORNO CON FALAFEL, ESPINACAS Y TAHINI

Esta crema espesa de calabaza está aliñada con naranja y tomillo, y acompañada de mini-falafels, espinacas salteadas y salsa tahini. Esta receta es muy saludable y ¡todavía más sabrosa!

CREMA

  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1 zanahoria mediana picada
  • 1 puerro pequeño picado
  • 1 naranja, piel rallada fina y su zumo
  • 1 kg de calabaza, pelada y picada en trozos de unos 2.5 cm
  • 1.5 L de agua o caldo de verduras hirviendo
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • 3 cucharadas de tomillo fresco sin rama
  • 2 cucharitas de comino molido (sabe mucho mejor si tuestas y mueles las semillas tu mismo)
  • Sal y pimienta al gusto

Precalienta el horno a 180 grados, baña la calabaza en el aceite, salpimenta y hornéala hasta que se caramelice.

Mientras se hornea la calabaza, calienta el aceite en una olla grande, añade la cebolla y la zanahoria y cocina suavemente hasta que la cebolla esté blanda.

Añade el ajo, la ralladura de naranja, el ajo, la mitad del tomillo, la mitad del comino y cocina 3 o 4 minutos.

Añade el vino y redúcelo dos tercios

Saca la calabaza del horno y ponla en la olla, mezclando bien con el resto de ingredientes. Añade el agua o caldo y cocina suavemente hasta que todos los vegetales estén blandos.

Añade el zumo de naranja, el resto de tomillo y de comino y bate hasta que quede una crema.

FALAFEL

  • 100g / ½ taza de garbanzos secos (remojados por lo menos durante 8 horas y luego escurridos)
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 2-3 dientes de ajo picados
  • 1 guindilla suave picada
  • ½ taza de perejil fresco picado
  • ½ taza de cilantro fresco picado
  • 2 cucharitas de comino molido (si es posible recién tostado y molido)
  • 1 cucharada de harina de garbanzo
  • ½ cucharita de bicarbonato

Pon todos los ingredientes en la picadora, las hierbas al fondo, luego los vegetales encima de todo los garbanzos. Aprieta el botón de picar intermitentemente, removiendo la mezcla desde el fondo y los lados hasta que adquiera una textura de sal gorda. Deja reposar en el frigorífico al menos una hora antes de cocinar.

Haz quenefas pequeñas de falafel con dos cucharitas. La masa de falafel debe tener una consistencia ligera pero que se mantenga unida. Si la mezcla está demasiado húmeda le puedes añadir más harina y si está muy seca le puedes añadir una o dos cucharadas de zumo de limón o agua.

Fríe el falafel en abundante aceite hasta que estén dorados, sácalos de la sartén y ponlos en papel de cocina para absorber el exceso de aceite.

SALSA DE TAHINI

  •   2 cucharadas de pasta de tahini (pasta de sésamo)
  •   1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de agua

Mezcla bien todos los ingredientes, añadiendo más zumo o agua dependiendo del espesor de la salsa que quieras.

Sirve en un plato hondo con el falafel, las espinacas salteadas (o espinacas baby) y la salsa de tahini.

No Comments

Post A Comment